Juan 5:39


“Escudriñad las Escrituras; porque vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna, y ellas son las que dan testimonio de mi” (Juan 5:39)

Todo el Antiguo Testamento habla de dos cosas principalmente:
1- El hombre es pecador irremediable, merecedor del infierno.
2- Dios es justo y misericordioso a la vez. Por lo que aborrece el pecado, pero por su misericordia enviará un Salvador.
ESE ES UN EXCELENTE RESUMEN DEL ANTIGUO TESTAMENTO.

El Nuevo testamento es diferente al Antiguo Testamento:
1- Dios envió Su Salvador
2- Lo que el hombre no podía hacer por su naturaleza esclavizada al pecado, DIOS LO HACE EN ELLOS Y A TRAVES DE ELLOS.

El pastor anglicano y escritor ingles, John Stott en su libro “Cómo comprender la Biblia” escribió:
“El propósito supremo de la Biblia... es instruir a sus lectores ‘para la salvación’ ” (Pag. 13).
“Puesto que la Escritura tiene que ver con la salvación y la salvación es mediante Cristo, la Escritura está llena de Cristo” (Pag. 17).

El cristianismo no se trata de ti, ni de mi, ni de san no se cuanto: SE TRATA DE JESUS.
Jerónimo escribió en el siglo IV: “La ignorancia de la Escritura es ignorancia de Cristo”.
Martin Lutero escribió en el siglo XVI: “Como vamos a la cuna solo para ver al bebé, así vamos a las Escrituras solo para ver a Cristo”