Efesios 1:7


"En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados, según las riquezas de su gracia" (Efesios 1:7)

La palabra redención viene del vocablo griego “apolútrosis” y significa “rescatar mediante el pago de un precio”.
A.T.Robertson escribió: "Es evidente que Pablo considera la sangre de Cristo como el coste de la redención, el dinero de rescate" (A.T.Robertson - "Comentario al texto griego del Nuevo Testamento". Pag. 501)

Cuando merecíamos la condenación eterna, el aborrecimiento y rechazo de Dios por la eternidad debido a nuestro pecado irremediable, Dios paga nuestro rescate entregando a Su propio Hijo por nosotros. Así Jesús paga para que seamos libres de la condenación que merecíamos. Romanos 5:6-8. Mateo 20:28.

Y a diferencia de los sacrificios de animales ordenados en la ley, el sacrificio de Jesús es según Hebreos 9:26 de “una vez para siempre”. Y el versículo 28 del mismo capítulo dice que “Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos”. Este sacrificio es el pago absoluto. Ya nadie más le puede ni necesita agregar NADA. La paga por nuestra culpa fue pagada. Fuimos hallados culpables pero el historial de nuestro caso deja bien claro que alguien vino y pagó por nosotros. Ahora somos libres. Legalmente libres gracias a que Jesús fue el precio de nuestro rescate. Jesús fue nuestra "apolútrosis" (redención).

De la misma manera que los israelitas eran sustituidos por animales en el altar de Dios, nosotros fuimos sustituidos en el altar por el mismo Jesús y "de una vez para siempre".